miércoles, 21 de octubre de 2009

El problema no es el problema

En pensamiento sistémico se dice que “el problema no es el problema, el verdadero problema es la manera en que nos relacionamos con las experiencias desafiantes a las que llamamos problemas”.

Las experiencias imprevistas y desagradables que definimos como “problemas” alteran el estado normal de conciencia y activan nuestro sistema nervioso, preparándonos para el ataque o la huída. Si la reacción emocional es demasiado intensa, la capacidad de respuesta puede bloquearse, por lo que no somos capaces de emplear los recursos disponibles.

Uno de los fenómenos que se producen en experiencias estresantes es la tendencia a analizar en exceso la situación, quedando la mente fácilmente bloqueada en una sola perspectiva de aquello que consideramos un problema. Y cuanto más se piensa, peor. Es como un nudo en los cordones, si tiras fuerte, lo aprietas más.

En coaching, todo esto significa quedar atrapado en el “estado problema”, que produce un curioso bucle: el intento de solución mantiene o aumenta el problema. Por ejemplo, tanto si se trata de una avería en el coche, una discusión familiar o padecer una enfermedad grave, en todos estos casos cuando se intenta arreglar la situación en un estado emocional alterado, se suele producir el efecto contrario, empeorando las cosas.

Para salir del estado problema conviene cambiar el estado mental y emocional. Lo más sencillo es tratar de dirigir la atención a cualquier otra cosa, con tal de relajarse un poco. Una vez recuperado el estado adecuado, es el momento de cambiar la perspectiva del problema, tratando de pensar en un plan de acción y, si es posible, buscar un significado en un nivel más profundo, de tal modo que podamos sacar el máximo provecho a la experiencia.

La idea básica es que todo lo que ocurre es por alguna razón y que la solución siempre es posible. Y aunque este planteamiento pueda ser discutible, lo cierto es que resulta útil. La otra opción -lo de quejarse o fastidiarse- no suele ayudar a encontrar soluciones ni a aprender de la experiencia.


Cuanta más práctica se tiene en resolver problemas, mayor es la confianza en uno mismo. Y además, la experiencia acumulada ayuda a evitar problemas.

Dr. Alex Santos Forrellad

miércoles, 14 de octubre de 2009

¿Te relacionas bien con tu pareja?

Establecer una relación es crear algo nuevo, ya que en este caso uno más uno son tres: yo, el otro y la relación entre ambos.

Al principio, cada miembro de la pareja procura dar lo mejor de sí mismo, hasta conseguir estabilizar la relación. A partir de ahí, cada pareja tiene su historia, pero el secreto del éxito consiste en aprender a manejar las diferencias que, a fin de cuentas, es lo que va a definir la calidad de la relación.

Los problemas pueden empezar de muchas maneras diferentes. Pero uno de los que más sufrimiento genera es la dependencia emocional. Es el sentimiento de que “sin tí no puedo vivir”, por lo que, en caso de crisis, los esfuerzos van dirigidos a “salvar” la relación. Entonces, en cierto sentido, algo no encaja. Pretender conservar la relación a costa de la propia identidad y valores no sólo es ser injusto con uno mismo, sino que además no funciona. Tarde o temprano, o se acaba la relación, o se acaba con la propia autoestima.

Además, esta actitud de dependencia de la relación invita al otro a aprovecharse de la situación, favoreciendo el chantaje emocional. Es decir
“con tal de mantener la relación, dejo que hagas lo que te dé la gana”.

El reto está en ser capaz de “desengancharse”, pero ocurre como con las drogas: crees que lo vas a dominar y, a la mínima, cedes. Y luego te sientes mal por ceder, lo cual empeora la situación.

Liberarse no es fácil, puesto que el apego se produce a muchos niveles. Lo que más duele es abandonar las expectativas depositadas en la relación (a veces, auténticas fantasías), ya que “tocan” un nivel profundo del inconsciente.

La solución pasa por afrontar el sentimiento de pérdida. Duele mucho, pero es un dolor sano, ya que libera. Cuando uno es capaz de acompañar e integrar su propio dolor emocional, entonces la mente vuelve a ser libre y la situación se ve de otra manera.

Una relación sana, además de pasarlo bien, ha de compartir objetivos, valores y prestar apoyo cuando el otro lo necesita. Pero si la intención es que un miembro de la pareja se vea forzado a cumplir las expectativas del otro, la relación se desquilibra y pierde su sentido.

Así pues, no está de más replantearte qué estás haciendo para que tu pareja se sienta bien, en lugar de esperar que te haga sentir bien a tí.

Dr. Alex Santos Forrellad

miércoles, 7 de octubre de 2009

Taller de Hipnosis Ericksoniana

Aprende a generar cambios positivos en tu vida

A lo largo de la vida no hay más remedio que enfrentarnos a las circunstancias que se nos presentan. Esto nos permite, o más bien nos obliga, a desarrollar nuestros recursos y capacidades naturales, sobretodo en cuanto a gestión de conflictos y habilidades de comunicación con los demás. De esta forma adquirimos experiencia, que nos ayuda a tener más claro lo que queremos y cómo conseguirlo...

Existe un modo de acelerar y perfeccionar este proceso natural de aprendizaje. Me refiero a los workshops o talleres en que se emplea el trance generativo como herramienta principal para el desarrollo personal.

En el taller de hipnosis ericksoniana se crea una experiencia de aprendizaje en grupo, que permite desarrollar las habilidades básicas de lenguaje hipnótico y técnicas de inducción de trance generativo.

Mediante breves explicaciones, ejemplos prácticos y ejercicios, se revisan los elementos clave de la comunicación hipnótica. En la primera parte del taller se habla de los conceptos básicos de la hipnosis y se aprende a inducir el trance. En la segunda parte se enseñan diferentes maneras de utilizar el trance, sobretodo en el sentido de transformar problemas en oportunidades de cambio.

El contenido y los métodos aplicados en este taller pueden ser útiles a médicos, psicólogos y terapeutas, así como a cualquier persona que se sienta comprometida con su propio desarrollo personal.

Los próximos talleres de hipnosis ericksoniana se realizaran en Barcelona y en Valencia.
Para más información, puedes consultar el próximo curso.

Dr. Alex Santos Forrellad